The_Shed. Iwan Baan

Si llevas 3 años sin venir a Nueva York, no has visto esto

Lleva años compitiendo con los gigantes asiáticos por liderar la arquitectura del siglo XXI en una batalla de diseño que cambia su skyline de forma vertiginosa. Pero el carisma de la Gran Manzana puede con todo. A pesar de sus desajustes sociales y de su carácter provinciano, Nueva York enamora a primera vista, deslumbra y sorprende. Siempre. Estas son sus últimas propuestas, inauguradas en 2019.

1. 10, 30, 55 Hudson Yards

Puede que el final de High Line –la impresionante reconversión que transformó unas antiguas vías de tren elevadas en un parque muy cool– y subir a lo alto de New York Edge –el sky deck al aire libre más elevado del hemisferio occidental– sea lo más popular de 10, 30, 55 Hudson Yards, pero este conjunto de torres esconde otras sorpresas. Según sus diseñadores, el equipo de KPF, su punto fuerte es funcionar como un símbolo destelleante del barrio en su parte superior mientras que, a pie de calle, aglutina el tejido vecinal con parques, zonas de ocio, espacios públicos…

2. Hunters Point Library

Interiores de cálido bambú, paredes sinuosas, grandes ventanales que separan las diferentes áreas, fusión de la oferta analógica y digital y, fuera, uno de los exteriores más impactantes de la ciudad. Hunters Point Library –de Steven Holl Architects– es, por derecho, una visita obligada en Queens, una biblioteca que huye de las tendencias actuales de integración dentro de torres de vivienda y reivindica las bibliotecas tradicionales, con un edificio en exclusiva rodeado de un parque que, además, es uno de los photocall más buscados en la costa de Long Island.

3. Vessel Public Landmark

Otras visita imperdible también dentro de Hudson Yards –el indiscutible barrio neoyorquino de moda en los últimos 3 años– es Vessel Public Landmark. Los icónicos Heatherwick Studio, el equipo que firma su diseño, entendieron las premisas de novedad, integración y divertimento que debía combinar lo que sería el corazón del nuevo distrito. El resultado fue una plaza central diferente, provocadora y, sobre todo, muy viva, en la que tan pronto puedes subir por los 154 tramos de escaleras interconectadas, como admirar desde abajo los reflejos color cobre de este patrón geométrico.

4. MoMA Expansion

La tercera ampliación del MoMA neoyorquino ha venido de la mano de Diller Scofidio + Renfro y supone un acercamiento aún mayor del arte al gran público. A pesar de la controversia – hubo que demoler el American Folk Art Museum–, el nuevo espacio incluye programación en vivo, galerías a pie de calle, el Crown Creativity Lab –que relaciona la educación artística del pasado y el futuro– y la ampliación del vestíbulo principal, además de una serie de actividades en las que las propuestas culturales crean un vibrante diálogo en las calles del centro de Manhattan.

5. The Shed

En un mundo cambiante y adaptativo, el edificio Bloomberg de The Shed, situado (una vez más) en Hudson Yards, es el paradigma de la nueva arquitectura. Inspirada en el pasado industrial y ferroviario de la ciudad y en las grúas de los puertos de embarque, la cubierta móvil de este singular edificio es ya marca de la casa. La firman Diller Scofidio + Renfro –los mismos que en la ampliación del MoMA– y su sistema cinético permite mover (y transformar) este inmenso caparazón de 37 m de altura a lo largo de unos raíles sobre la plaza contigua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.