Hollywood Boulevard L A

7 visitas en Los Ángeles fuera de los Oscar

Ni Javier Bardem, ni Penélope Cruz, ni Alberto Iglesias. El único ganador español de un Oscar ha sido Alberto Mielgo por su corto en stop motion The windshield wiper –¡enhorabuena!– aunque el momentazo de la noche ha sido el puñetazo que Will Smith le ha propinado al presentador de la gala, Chris Rock, después de que este hiciera una broma sobre la alopecia de la mujer de Smith.

Fuera de este lamentable incidente –por el que el actor solo se ha disculpado con la organización y ha declarado sentirse abrumado por lo que dios le «está pidiendo que haga»– y con la edición de los Oscar terminada, fuera de alfombras rojas y oleadas de fans persiguiendo a las estrellas de Hollywood, iniciamos un recorrido por los 7 spots más icónicos (y otros no tanto) para descubrir lo mejor de Los Ángeles.

1. Pasear entre los graffitis de Arts District

Más de 100 graffitis, galerías de arte alternativas, bares muy cool, oficinas creativas, eventos especiales… toda la modernidad de la ciudad se concentra en el Arts District, un espacio de estética industrial situado al este del Downtown especializado en últimas tendencias, desde empresas de socialización para perros hasta tatuaje de pecas o rutas en bici por cervecerías artesanas.

2. Relajarse en la playa de Santa Mónica

De día, un buen sitio para tomar el sol o darte un baño. Y, de noche, un lugar especial donde tomarte una copa en el embarcadero Santa Monica Pier y dar una vuelta por las atracciones de Pacific Park. La playa de Santa Mónica lo tiene todo para que sientas el auténtico pulso de esta ciudad. Si quieres más tipismo, en Venice Beach, la playa contigua, tienes un catálogo de músicos callejeros, patinadores y bañistas luciendo músculo.

Playa de Santa Mónica | Pixabay

3. Curiosear en Beverly Hills, la gran calle de la moda

No es nuestra visita favorita y te costará curiosear en las mansiones de los famosos –la zona residencial está vallada y con estrictas medidas de seguridad– pero, ¿puedes resistir venir a L A y no dar una vuelta por Beverly Hills? Aquí se concentra gran parte del artisteo, que vive, pasea y compra en tiendas exclusivas, la mayoría, ubicadas a lo largo de Rodeo Drive.

4. Admirar Hollywood Boulevard desde el Teatro Kodak

Si Los Ángeles es Hollywood, y Hollywood es cine, Hollywood Boulevard concentra las visitas que todo buen cinéfilo debe realizar alguna vez en su vida. Aquí está el icónico Paseo de la Fama, con las estrellas de los artistas; el Dolby Theatre –o Kodak Theatre, donde se acaba de realizar la ceremonia de los Oscar–; y, para rematar, las vistas del famoso cartel de Hollywood sobre la colina.

5. Atreverse con el tobogán del OUE Sky Space

Seguro que has visto la US Bank Tower en más de un film –Independence Day, Terminator…–, incluso protagonizando videojuegos como Grand Theft Auto, pero lo que quizás no hayas disfrutado son las vistas 360º desde OUE Skyspace, un impresionante mirador situado a 310 m (22,30 €). Ni hayas sentido la adrenalina deslizándote por el Skyslide, un tobogán de vidrio que conecta, por fuera, las plantas 68 y 70 del edificio (27,30 €). Evítalo si sufres vértigo.

OUE Sky Space | Ron Gilbert. Flickr

6. Ver la ciudad desde el Observatorio Griffith

Si buscas un respiro entre tanto famoseo, sube al Observatorio Griffith, un mirador situado sobre una colina al sur de la ciudad. Es un lugar tranquilo con las mejores panorámicas sobre Los Ángeles, gente de picnic, un busto de James Dean –aquí se rodaron muchas escenas de Rebelde sin causa– y espacio para ver estrellas, pero las astronómicas: en el Planetario Samuel Oschin y su proyector, el más avanzado del mundo. Si a esto le sumas que es uno de los mejores spots desde donde sacar una foto de la colina Hollywood, la visita es obligada.

7. Hacerse un selfie ante el Walt Disney Concert Hall

¿Hitos arquitectónicos en una ciudad como L A? Hay unos cuantos, pero el más famoso y, desde luego, espectacular es el Walt Disney Concert Hall, la sede de la filarmónica de Los Angeles firmada por el icónico Frank Ghery con sus características paredes curvadas de titanio. Las fachadas sinuosas y los juegos de luces crean momentos únicos que atraen a decenas de instagramers.

*Lo sentimos, no queremos caer en el cliché, pero con tanta oferta no nos podemos quitar de la cabeza a Loquillo y eso de siempre quise ir a LA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.