Desert Galaxy Camp

China presume (también) de desierto

Si te parece alucinante que China tenga su propio desierto, toma nota del edificio que acaban de inaugurar a modo de buque insignia. A primera vista, puede parecer que el Desert Galaxy Camp –situado en el distrito de Shapotou, en la ciudad de Zhongei, una zona con un tremendo potencial turístico capitaneado por el reclamo del desierto– contara con toda la libertad del mundo a la hora de su diseño, pero nada más lejos de la realidad. Por una parte, el paisaje –ubicado al norte del país– soporta una gran carga histórica: Gengis Khan pasó por aquí y parece que los versos de uno de los poetas más famosos de China describen justamente este desierto y el río Amarillo, que lo atraviesa.

Por otra, el desierto en sí mismo fue todo un reto para el equipo de 3andwich Design, sus autores, no solo por las duras condiciones climáticas, sino por la carga de misterio que transmite este tipo de escenario. La solución fue diseñar un edificio que emulara un cofre del tesoro medio enterrado en la arena. El edificio, con forma de caja inclinada, incluye cuatro bloques que sobresalen con diferentes medidas y está cubierto por una piel metálica, oxidada y perforada con pequeños triángulos con una doble función: regular de forma natural la temperatura del interior y dibujar un techo de estrellas, lo mejor para una noche en el desierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.