Pozo de los Humos

La impresionante Senda de Unamuno

Las cataratas de Niágara solo superan en 2 metros (alcanzan los 52) a las que forma el río Uces, afluente del Duero, en plenos Arribes del Duero, un territorio repartido entre Masueco de la Ribera y Pereña (Salamanca). La cortina de agua y la nube de vapor que rodea este paisaje emocionó de tal forma al mismísimo Miguel de Unamuno que el enclave cambió su nombre de Pozo de los Humos por el de Senda de Unamuno.

En este entorno –repleto de desfiladeros y situado en plenos paisajes salmantinos–, el vuelo de águilas, buitres y alimoches te acompañará en tu visita al Mirador de la Ermita, la Ermita de la Virgen del Castillo, la iglesia parroquial de Santa María de la Ribera y la iglesia de San Nicolás de Bari en Masueco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.