Día del Rey Holanda Edwin van Eis

La gran marea naranja en Holanda

No hablamos de entidades financieras y menos de partidos políticos. Hoy, Holanda es naranja y la explicación es el Koningsdag, el Día del Rey. La fiesta comenzó a celebrarse el 31 de agosto de 1885, cumpleaños de la reina Guillermina. Entonces se llamaba Koninginnedag, Día de la Reina, y siguió con este nombre –y cambiando la fecha según el cumpleaños de cada nueva monarca– hasta 2014, cuando pasa a llamarse Día del Rey y a festejarse el 27 de abril, cumpleaños de Guillermo Alejandro.

¿Y cómo se celebra el cumpleaños de un rey? Pues con una megafiesta al aire libre en la que calles, parques y canales se inundan de naranja, el color nacional. Todos, mascotas incluidas, se visten de este color y el país en pleno se llena de juegos, disfraces y actividades infantiles. En Ámsterdam la fiesta se vive con especial pasión, las plazas se llena de DJ’s y la juerga y la música se trasladan a los canales, abarrotados de barcos decorados en color naranja. Otro clásico es el vrijmarkt (mercadillo libre), que permite a todos vender artículos de segunda mano y convierte la jornada en un extraordinario mercado naranja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.