Rep Dominicana-Calle_Arzobispo_Meri_o_Santo_Domingo_godominicanrepublic

En el Día Internacional de la Felicidad buscamos los países con mejor rollo

¿Quieres conocer la alegría de la huerta del planeta? ¿Se puede establecer el nivel de felicidad de un país? Parece que en esta época de fiebre por medirlo todo, hay una serie de indicadores que nos permiten establecer la salud mental del mundo en función de la de los habitantes. Cada año, Global Mind Project publica un informe sobre el Estado mental del mundo realizado por Sapien Lab. En esta edición 419.175 personas procedentes de 71 países han respondido una serie de encuestas anónimas para evaluar el Cociente de Salud Mental (MHQ) con diferentes parámetros que se establecen en seis categorías: estado de ánimo y perspectiva, el yo social, impulso y motivación, conexión entre mente y cuerpo, cognición y adaptabilidad y resiliencia.

Los primeros puestos de la lista han sido para República Dominicana (con 91 sobre 300), seguido de Sri Lanka, Tanzania, Panamá y Malasia. Los países más infelices, que ocupan los últimos puestos son Uzbekistán, Reino Unido, Sudáfrica, Brasil y Tayikistán. España, con 63 puntos, ocupa un discreto 51º puesto, por detrás de Italia y Portugal, pero por delante de Alemania e Irlanda. El estudio, además, arroja otras conclusiones interesantes, como que obtener el primer móvil muy pronto, comer alimentos ultraprocesados y descuidar los vínculos familiares son factores que favorecen la angustia y el estrés y limitan la sensación de felicidad.

1. República Dominicana lo tiene todo

República Dominicana. Playa Coso | godominicanrepublic
República Dominicana | Raúl de los Santos. Unsplash

Bañada por el Caribe y el Atlántico, República Dominicana es lo más parecido a un fondo de pantalla. Además de sus 1.600 km de costa –400 de ellos, con las mejores playas del mundo–, el país tiene una cuidada oferta patrimonial, destinos emergentes, paisajes únicos y una gastronomía ecléctica y sabrosa para disfrutar a ritmo de bachata y merengue. Y, además, es el país más feliz del mundo.

2. Sri Lanka, la hospitalidad como moneda de cambio

Sri Lanka. Sigiriya. Dambulla | Yves Alarie. Unsplash
Sri Lanka. Kandy | Kevin Olson. Unsplash

La antigua Ceilán pasó de enamorar a artistas románticos –desde Mark Twain hasta Duke Ellington o Pablo Neruda– a convertirse en destino de moda para lunas de miel alternativas. Ahora, encima de sus campos de arroz y de té, su apabullante naturaleza, su pasado colonial –Portugal, Países Bajos y Reino Unido– y de su devoción budista, el principal activo de Sri Lanka sigue siendo su franca hospitalidad.

3. Tanzania y la conexión vital

Tanzania. Tribe | 7523944. Pixabay
Tanzania. Ngorongoro crater | mtsjrdl. Unsplash

Las playas de Zanzíbar, el monte Kilimanjaro, el cráter del Ngorongoro –y la posibilidad de ver en directo a los Big Five–, el parque Nacional Serengeti, la cultura masái… Tanzania, la vecina tranquila de Kenia, concentra en sus casi 950.000 km2 la genuina esencia de África, la vida en bruto, como si dijera «lo que hay es lo que ves», con una forma ancestral de comunión con la naturaleza que da buenos resultados.

4. Panamá, aventura en la frontera

Panamá. Ila Franklin. Cabaña Tubasenika | Chema Photo. Unsplash
Panamá. Bocas del Toro | Geralbe. Pixabay

La condición de espacio fronterizo ha forjado un carácter amable y conciliador en Panamá. Su geografía no solo le otorga la llave entre Caribe y Pacífico –y entre el norte y el sur de América–, sino que concentra en un pequeño territorio la posibilidad de explorar selvas tropicales, escalar volcanes, avistar ballenas, descubrir playas… y todo, con una sonrisa y un café, uno de los mejores del mundo.

5. Malasia, un crisol diferente a todo

Malaysia. Batu Caves. Gombak | Jennifer Pelegrin. Unsplash
Malaysia. Kuala Lumpur. City center | Johen Redman. Unsplash

Seguro y exótico, Malasia es un destino muy diferente de lo que hayas visto hasta ahora. Con una parte peninsular entre Tailandia y Singapur, y otra insular, que ocupa una parte de Borneo, su excepcional naturaleza –el Parque Nacional Taman Negara, la isla de Tioman, la cueva de Deer…–, contrastan con el crisol de culturas de Malaca y la megapoblada Kuala Lumpur, la capital, y forma una mezcla única.

La imagen que abre el texto es República Dominicana. Calle Arzobispo Meri. Santo Domingo | godominicanrepublic

También te puede interesar…

SUSCRÍBETE a esta NEWSLETTER y, cada semana, recibirás nuestras últimas publicaciones. Es GRATUITO y no te compromete a nada. Además, tus datos nunca se compartirán con terceros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *